Enriquecimiento colectivo de la mano del Conservatorio Superior de Danza María de Ávila de Madrid

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Danza, Plena Inclusión Madrid quiere agradecer al Conservatorio Superior de Danza María de Ávila de Madrid su apuesta por la inclusión de personas con discapacidad intelectual en actividades formativas desarrolladas en el Conservatorio.

Por segundo curso lectivo consecutivo, el CSDMA abre sus puertas al colectivo dándoles la oportunidad de acceder a una enseñanza de gran importancia para el desarrollo de sus capacidades artísticas como es la danza contemporánea, la expresión corporal y la improvisación.

Gracias a su participación en este taller semanal que dirige la profesora Mercedes Pacheco y que se imparte durante el curso, los alumnos con discapacidad intelectual aprenden técnicas para potenciar sus capacidades artísticas, creatividad, expresión corporal y trabajo en grupo con criterios artísticos. Por otro lado, los alumnos del Conservatorio, conocerán las capacidades artísticas del colectivo, y técnicas para trabajar con él en el ámbito artístico.

Esta acción, se desarrolla en el marco del convenio firmado entre Plena Inclusión Madrid y el Conservatorio, y es fruto del proyecto “Más Cultura=Más Inclusión”, de Plena Inclusión Madrid en colaboración con Fundación Repsol.

Mensaje Día de la Danza 2017

Me convertí en bailarina por mi deseo de volar. Trascender la gravedad fue algo que siempre me emocionó. No hay un significado secreto en mis obras. Son un ejercicio espiritual que toma una forma física.

La danza proyecta y amplía el lenguaje universal de la comunicación, dando lugar a la alegría y a la belleza, al avance del conocimiento humano.

La danza es la posibilidad de crear…, una y otra vez…, en el pensamiento, en la acción, en la puesta en escena, en la interpretación.

Nuestros cuerpos son una herramienta para la expresión y no un medio para la representación. Esta sensación libera nuestra creatividad, que es la esencia y el don de la capacidad artística.

La vida de un artista no termina con la edad, como creen algunos críticos. La danza esta hecha de personas, por personas e ideas. El espectador puede llevarse a casa el impulso creativo y aplicarlo a su vida diaria’.

Trisha Brown (1936-2017), bailarina, coreógrafa y directora artística.